Ir al contenido principal

Fenómenos paranormales: teleplastia y teleplasmia

La Teleplastia es (si hay algún fan de Iker Jiménez que me corrija) una materialización de energía espectral o ectoplásmica en 3D, sería algo así como una aparición sobrenatural. Pero yo hoy os voy a hablar de otro fenómeno más espeluznante si cabe, la “Teleplasmia”. La teleplasmia es un fenómeno de marcado carácter estacional que suele ocurrir cada dos años más o menos. Consiste en que miles de personas sienten una especie de posesión que los obliga a comprar la “Teleplasma más gorda que haiga”. Normalmente coincide con una eurocopa o mundial de fútbol (aunque hay casos descritos de coincidencia con Eurovisión), y afecta a más personas cuanto mayor es la expectativa de triunfo de la selección patria.

Otro aspecto sobrenatural de la teleplasmia es que da igual que la población esté pasando por una grave crisis, ya que la posesión es tan fuerte que obliga al sujeto a financiar la compra, en las letras que haga falta.

Realmente es éste un caso posesión paranormal, o quizás podíamos pensar que se trata de un fenómeno parasubnormal-es.

Bueno, eso es lo que hay. Cuando pase el mundial, podrán seguir disfrutando del placer de ver el telediario, sálvame deluxe o DEC en su pantallón de 60 pulgadas…

Adiós Facebook, adiós

Hace tiempo que ya me iba yo barruntando que esto iba a pasar. La semana pasada me di de baja en Facebook, cada vez me parecía la cosa más tonta, hasta que al final me he hartado. No creo que vuelva, pero desde luego, en caso de que lo haga, seguro que optaré por ser más selectivo con la gente que añado porque al final facebook acaba siendo una corrala con comentarios de gente que ni conoces ni te interesa conocer, plagado de farmvilles, acuarios, hoteles y otras chorradas varias y una avalancha de fulanillo se ha hecho de fan de: chorrada como una casa.

El tiempo dirá. Por mi parte, adiós Facebook.

Escribe una vez y despreocúpate en el futuro (fire&forget)

A veces al generar información, que nos gustaría conservar, nos surge la duda de qué formato es el más adecuado o versátil para almacenarla. En el caso de los textos

  • El formato word al ser un formato propietario, presenta algunas dificultades a la hora de usarlo en dispositivos móviles.
  • Algo parecido ocurre con los formatos de openoffice.org (son abiertos pero están poco extendidos).
  • PDF es una buena opción para documentación que se va a imprimir, pero tampoco se comporta de una manera ideal en dispositivos con pantallas pequeñas (sobre todo si no admiten reflow de texto).

Una solución a este problema puede ser txt2tags, que permite guardar la información en un documento de texto plano (ocupando poco espacio) y mediante una sencilla orden convertirlo a alguno de los siguientes formatos: HTML, XHTML, SGML, LaTeX, Lout, página Man, Wikipedia / MediaWiki, Google Code Wiki, DokuWiki, MoinMoin, MagicPoint, PageMaker y texto plano.

Esto permite tener un mismo documento en todos éstos formatos para poder elegir en cada momento el que más se ajuste a nuestras necesidades.

\$txt2tags -t target fichero.t2t

El formato de marcado de txt2tags es muy parecido al que se usa en las wikis y en cierto modo recuerda un poco a los antiguos procesadores de texto en la era previa al WYSIWYG.

Por ejemplo: texto para texto en negrita //texto// para texto en itálica =texto= para títulos de nivel 1

Una característica interesante es que es capaz de generar tablas de contenidos (toc, Table Of Contents ) utilizando los diferentes niveles de título.

\$txt2tags -t target --toc fichero.t2t

Uno de los targets más interesantes es el de HTML, puesto que es fácil colgar la documentación generada en una red interna, blogs, incluso algunos dispositivos móviles lo manejan como formato de lectura. Pero lo más interesante de HTML es que es muy fácil generar un fichero en formato .epub a partir de el fichero .html (porque epub utiliza un subconjunto de instrucciones de XHTML 1.1).

Para ello se puede usar una de las herramientas que nos facilita calibre, pero en vez de usar el GUI, os voy a enseñar como hacerlo a la “Chuk Norris Way, pero sin patada voladora, es decir, usando la línea de comandos.

La cosa sería más o menos así:

\$txt2tags -t html --toc fichero.t2t

\$any2epub fichero.html

La verdad es que no ha sido nada espectacular ni complicado. De hecho sí se puede complicar un poco más la cosa, por ejemplo se pueden añadir los datos del autor, una imagen para la portada, definir los márgenes del texto (para más detalles ‘$man any2epub’).

any2epub también se maneja con varios tipos de fichero de entrada, no solo html.

Espero que pueda servir esta pequeña guía a los que quieran echar un vistazo a esta forma alternativa de mantener la documentación que muchas veces generamos (ya sean apuntes de clase, notas del trabajo, recetas de cocina…).

booq

Desde hace unos pocos días tengo en mi poder un booq, que es un lector de libros electrónicos.

booq

booq

La primera impresión es muy buena, aunque está fabricado en España y con otros cacharros electrónicos españoles no he tenido demasiado feeling.

Las características son las estándar en estos momentos: pantalla de 6 pulgadas, 8 niveles de gris, reproduce mp3, soporta bastantes formatos de libros electrónicos y la autonomía es de unas 8000 páginas.

Lo de la autonomía es lo que más me ha impresionado, y el truco de estos cacharros es que la pantalla solo consume energía cuando se pinta la primera vez, luego no consumen electricidad hasta que se vuelve a cambiar de página. Para los que no sepan como son este tipo de pantallas quizás sea más fácil si recuerdan cómo funcionaba el telesketch. Esto es parecido pero con mayor resolución (unos 175 dpi).

Lo mejor de estas pantallas es que no fatigan la vista para leer y se puede cambiar el tamaño de letra en función de la calidad de la vista del usuario.

Con la memoria interna de 1gb hay espacio de sobra para almacenar cientos de libros pero además se puede ampliar mediante tarjetas SD/MMC de hasta 4gb.

Otra cosa interesante es que el SO del aparatito es linux, y eso lo hace bastante hackeable, aunque de todas formas, en el caso del que yo tengo, los fabricantes ya han sacado una actualización del SO que aumenta de forma muy eficaz las posibilidades del chisme.

La única cosa que me tiene un poco atareado es la elección del formato mejor para los libros electrónicos. Desde luego el PDF queda descartado, porque aunque tenga reflow (ajuste de línea automático según el tamaño de letra) es un formato orientado a la impresión y no se ajusta bien a este tipo de representación. De momento me quedo con HTML o epub para textos no científicos, pero para los textos científicos todavía estoy en duda.

Bueno, ya iré comentando más al respecto.

Facebook y el octavo mandamiento

Hará más o menos dos años que abrí mi cuenta en Facebook y después de un periodo de reflexión corto y poco serio lo único que saco en claro, es que Facebook es un nido de víboras.

Sabido es que la gente por internet miente pero normalmente se miente a los desconocidos. Lo peor de Facebook es, precisamente, que se miente a personas conocidas. Es un territorio perfectamente abonado para la mentira y los bienquedas.

Buena prueba de ello es el famoso botón de me gusta, que mucha gente utiliza como sinónimo de me la suda lo que te ocurre pero no voy a dejar que lo sepas.

Luego están esos emoticonos sonrientes que la gente escribe sin que asome ninguna sonrisa en su cara o los ánimos o condolencias recibidas por motivos que realmente no nos preocupan en absoluto.

Mención aparte merece el grupo de gente que te cruzas a diario y no te dice ni mala cara tienes pero gusta de cotillear tus fotos para hacer comentarios del tipo [STRIKEOUT:me la suda] me gusta, o similares.

Por mi parte he de decir que también soy culpable. No soy dado a opinar mucho sobre las cosas que veo en Facebook pero si es verdad que mantengo en un Limbo de Facebook a cierta gente a la que no he aceptado una petición de amistad pero tampoco he querido mandarlos directamente al peo con una negativa ¿seré un bienqueda?, no lo sé, pero en todo caso es culpa de intenet, que como nuestra querida ministra Sinde sabe muy bien, no trae nada bueno.

Y es que internet lo corrompe todo…. yo que era un chico bueno y poco pecador y ahora soy un hipócrita más de los que pulula por internet.

Como bien dice mi amigo Lalo internet está pensado solo para el mal…

¡Coño, igual el podría ser también ministro en un futuro…!

Fan Films

Para el que no lo conozca, se trata de películas o cortos realizados por fans de las películas o libros originales. Uno de los casos que más me ha impresionado es éste

Born of Hope

realizada por fans del mundo creado por Tolkien. Si podéis ved la película, solo se distribuyó por internet. En la página oficial tenéis el enlace y podéis elegir subtítulos en español si no andáis muy finos con el inglés.

Más fan films en www.theforce.net o fanfilms.

¡Disfrutadlo!

Facebook purity. Adiós a la peste de FarmVille

En la vida hay que ser tolerante, pero a veces llega el momento en el que hay que cortar por lo sano. Todo el mundo sabe lo que es Facebook.

La utilidad principal es aglutinar a tus amigos y conocidos en una red para que puedas estar al tanto de las cosas que les ocurren, o que quieran comentar. Hasta ahí la cosa va bien. Pero ¿qué pasa cuando abres tu muro y lo único que encuentras son huevos misteriosos y pollitos huérfanos que se materializan por arte de FarmVille? El primer día te hace gracia, pero cuando el 90% del contenido de tu muro está tomado por FarmVille, Pet Society o similares entonces es cuando llega el momento de echar mano de google y actuar.

¿Se pueden bloquear esos mensajes? Sí, se pueden. La forma rápida de hacerlo es instalar un complemento de Firefox que se llama Grease Monkey y que permite ejecutar scrips de usuario. Una vez instalado el complemento visitamos Facebook purity y descargamos el bendito script.

A partir de entonces, no volveremos a ver ninguno de esos chorra-mensajes en nuestro muro pero arriba del todo aparecerá un enlace que permitirá ver todos los mensajes bloqueados. Más o menos funciona como los filtros anti-SPAM, que almacenan los mensajes en una carpeta para revisarlos por si se nos ha colado algún contenido legítimo entre toda la basura de enlarge your penis, free viagra o peces gordos del gobierno de Nigeria que te proponen negocios millonarios.

Plantillas en TeXworks

Hace unos meses cambié de Winefish a TeXworks como editor de ConTeXt. Una de las mayores ventajas de TeXworks es que se pueden definir plantillas para agilizar la creación de documentos. Para crear una nueva plantilla hay que crear un documento .tex con el contenido que queremos y guardarlo en el directorio

~.TeXworks/templates

Para crear un nuevo archivo basado en esta plantilla solo hay que ir al menú Archivo y elegir Nuevo a partir de plantilla. También se puede utilizar el atajo Ctrl+May+N.

Una plantilla básica que yo utilizo para empezar a trabajar en un documento es:

\enableregime[utf8]
\mainlanguage[es]
\usemodule[units]
\usemodule[chemic]
\setuphead[chapter][number=no, style=\ss\bfc]
\setuphead[section][number=no, style=\ss\bfb]
\setuphead[subsection][number=no, style=\ss\bfa]
\setupindenting[medium, yes]
\starttext \chapter{}
\completecontent
\stoptext

Con esta plantilla se define el idioma principal del documento a español y se habilitan los módulos para manejar de forma sencilla la escritura de unidades y moléculas. También se define el formato de los capítulos, secciones y subsecciones y se fija la identación del texto a un valor intermedio. Por último, se fuerza la inclusión de un índice de contenidos que se va actualizando a medida que aparecen las secciones.

De texto a audio

Ya que mi propósito de año nuevo de ir al gimnasio ha empezado ya en este agónico 2009 y puesto que el spotify que tienen de hilo musical es una auténtica tortura popera he empezado a llevarme el mp3 al gimasio para que me acompañe durante la horica dedicada a sudar como un cerdo para volverme un tipo esbelto…

Además de música, pensé que podía ser interesante escuchar algunos contenidos de naturaleza didáctica así que al grano:

Cómo convertir archivos de texto a archivos de audio.

  1. Obtención de un fichero en texto plano con el contenido a escuchar: copiando desde el openoffice o evince (para los pdfs) y pegando en gedit (o cualquier otro editor de texto plano).

  2. Generar un archivo de audio .wav con la narración del texto: Yo uso eSpeak con las voces del proyecto mbrola, tal que así

    espeak -v mb-es1 -f inputfile.txt | mbrola -e /usr/share/mbrola/voices/es1 - outputfile.wav
    
  3. Codificar a mp3 u ogg:

Por lo general codifico a ogg así

oggenc outpufile.wav

lo que da lugar al archivo ‘outputfile.ogg’ listo para escuchar en tu reproductor (si soporta el formato ogg vorbis, si no lo soporta habría que codificar el archivo a mp3)

Consideraciones para narrar un texto

  • Hay que tener en cuenta que el programa lee todo así que si se nos escapa algún signo de puntuación extra el programa lo leera como tal.
  • Si queremos que el programa lea correctamente es bueno hacer un uso adecuado de las comas y los puntos para crear las pausas.
  • Si en el texto se emplean unidades como cm, l, g, etc, lo más conveniente es transcribirlas primero para que en vez de escuchar tres ceeme se escuche tres centímetros.
Share