El enemigo silencioso

Un nuevo enemigo perturba nuestra cómoda existencia. Gracias a la puntual información emitida por los informativos de todas las cadenas sabemos que “la bolsa de plástico”, además de ser responsable de la muerte de ingenuos bebés por asfixia, es el peor de los males que amenaza nuestra sociedad, y nosotros, colaboramos en nuestro propio exterminio cada vez que vamos al súper a hacer la compra de la semana.

Menos mal que nuestros sabios gobernantes están pensando en una solución definitiva al problema en forma de “ecotasa” con la que seguiremos utilizando las bolsas pero pagaremos un impuestillo necesario para hacer las campañas publicitarias que se utilizan para culpar a la sociedad por el abuso que se hace de las bolsas.

Dicen que incluso Mohamed Amadineyad, se está planteando la posibilidad de instalar una fábrica de bolsas en Irán…

Por cierto, mientras tanto, aquí nos pasamos a Kioto (el protocolo) por “la bolsa escrotal” y nuestros políticos se afanan en ser los nuevos “Al Gore”.

Vivir para ver

Actualización

Esto lo escribí bastante antes de empezar a darme cuenta de la realidad del problema de las bolsas de plástico. De todas formas, el enfoque que se le dio en su momento no me sigue sin parecer acertado.

48h+

Solo faltan 48 horas para disfrutar de lo que promete ser un gran espectáculo: Dream Theater y Symphony X.

Aunque la semana podía haber sido un poco mejor el fin de semana puede que la compense con creces. En cuanto al trabajo, más de lo mismo, es decir, un truño.

Exhumaciones

Con esa palabra se resume mi trabajo de estos últimos días. Me dedico a rescatar viejos clonajes, confusos a veces, para convertirlos al nuevo salto técnico que, según alguno, nos llevará a la fama. Un coñazo, porque pierdes mucho tiempo rebuscando en el baúl de los recuerdos y el rendimiento a corto plazo es inexistente. A largo plazo ya se verá.

Por lo demás todo bien.

Laguna de Aguas Negras, Jaén, España

Por primera vez desde hace ya varios años he ido a alguna parte en vacaciones de verano. No es que haya sido un largo viaje, porque Cazorla me pilla bien cerca, pero he podido disfrutar de la naturaleza y de los placeres de andorrear por el campo cargado con la mochila.

Vacaciones a la vista

Después de las prevacaciones que ha supuesto el curso de la UIMP me dispongo a quemar los cinco últimos días de currete hasta las merecidas y necesarias vacaciones de verano. No tengo nada pensado en especial para este periodo, solo descansar y coger fuerzas para la que se presupone infernal vuelta al trabajo en Septiembre.

Ea, todos los que se van de vacaciones que se lo pasen lo mejor que puedan. Cuidadín con el coche y evitad los excesos gastronómicos y/o vinícolas, que los trigliceridos acechan a la vuelta de la próxima analítica…