Ir al contenido principal

Terminator

/images/1427453314\_V9CHhqK.thumbnail.png

Aprovechando el espacio al máximo

Hay pocas herramientas que se utilicen tanto en un sistema Linux como la terminal de linea de comandos (CLI).

La mayoría de las veces trabajo en modo gráfico, con mis ventanitas, iconos, y barra de tareas pero pocas son las ocasiones en las que no estoy haciendo algo que requiera de una terminal.

Leer más…

¿Qué está pasando en el blog?

Se avecinan cambios para este blog. Lo principal va a ser la reducción de contenidos. El blog va a volver a ser solo un blog, sin artículos ni nada que no sea el contenido típico de un blog. Por otra parte, visumanía va a desaparecer como dominio independiente. Tengo que reducir costes y no tiene sentido mantener un dominio .com que no se utiliza.

Leer más…

Atarse los cordones de los zapatos

Hace ya unos años que empecé a utilizar zapato de cordón, después de que una vendedora en una zapatería me comentara que como tengo el empeine alto no me conviene usar zapato sin cordón, ya que normalmente lo compraba una talla más grande para poder ponérmelo y al final se me rompían muy pronto por la suela.

Leer más…

Firefox OS 2.0

Después de un par de meses con el teléfono nuevo me ha dado tiempo a probar Firefox OS en el uso diario. Es un sistema interesante pero inmaduro, con carencias importantes y algunas pegas que no sé si se pueden achacar directamente al sistema operativo o a su adaptación al Revolution. El caso es que hace unos días llegó la esperada actualización a Firefox OS 2.0 y la verdad es que la mejora es bastante importante. Muchas de las pegas han desaparecido y la fluidez y funcionalidad son casi comparables a mis experiencias anteriores con Android.

Leer más…

El tiempo pasa

Hace poco me han regalado uno de esos llaveros que tienen monedero. Nunca lo he usado pero ahora le estoy dando una oportunidad. Lo peor de todo es que es uno de los típicos regalos que yo hacía a gente mayor. Eso implica que me estoy haciendo mayor o por lo menos así lo percibe la gente que me conoce.

Leer más…

Vagueza o incapacidad

¿Por qué en la época que más ha facilitado el acercamiento de la información a las masas éstas permanecen apáticas al conocimiento?

¿Cómo puede ser que cualquier fulano grabe un video en internet soltando una milonga y la gente la comparta sin pestañear siquiera?

Leer más…

Firefox OS (1.3)

Siempre me ha gustado probar cosas nuevas. Y en cuanto llegó el teléfono nuevo a casa lo primero que hice fue cambiar de android 4.4.4 a Firefox OS 1.3. Hay que decir, que esta versión no es la última oficial estable así que puede que muchas de las pegas que he encontrado ya estén resueltas. Lo primero que tengo que decir es que el sistema va fluido, a pesar de que tiene un home con dos escritorios activos por default.

Leer más…

Revolution?

A mi Sony Xperia Neo V se le acabó su tiempo y, un poco a trompicones, he tenido que cambiar de móvil. El elegido ha sido el Geeksphone revolution. Entre otras cosas porque me ha salido bien de precio y porque está diseñado por una empresa española, aunque como casi todas las cosas se fabrique en China.

Otros candidatos eran los BQ. De ellos tengo mi e-reader, que uso poco pero con el que estoy muy contento. ¿Por qué elegí el Geeksphone?. Pues un poco movido por que permite correr Firefox OS. Cuando elegí el Xperia la razón que me terminó de decidir fue que tenía salida HDMI. Nunca la he utilizado pero en su momento me pareció un plus determinante.

Ahora estoy usando Firefox OS 1.3 y puedo decir que es una versión que no se acerca ni por asomo a lo que ofrece cualquier android actual. La siguiente versión seguro que arreglará muchos de estos defectos pero le queda mucho camino para ser realmente competitivo. Ahora bien, la diferencia que me inclina a seguir con Firefox OS es que detrás de él está la fundación Mozilla, mucho más comprometida con la privacidad, seguridad del usuario y estándares de Internet que Google.

Siendo hoy en día el teléfono el principal medio por el que interacciono con Internet con información bastante sensible (contactos, redes sociales, correo electrónico y demás mensajerías) creo que ha llegado el momento de tomar un poco el control y no dejarse seducir por los cantos de sirena de la integración de servicios y facilidad de uso.Ahora que llevo más de un mes usándolo, puedo decir que me he adaptado a sus peculiaridades pero todavía tiene que mejorar. Al estar basado en tecnologías web es muy fácil para cualquiera que se maneje con HTML, CSS y Javascript crear una aplicación y distribuirla por la tienda de aplicaciones oficial pero otros programas requieren acceso privilegiado al hardware del teléfono y aunque las APIs permiten ese acceso no parece que abunden los programadores que sepan como sacan partido de ellas.

Con el tiempo se verá si es flor de un día o si en la fundación Mozilla se lo toman en serio. Aparte, está el típico rollo de que la compañía que te vende el teléfono se desentienda de la adaptación de las nuevas versiones. Espero que éste no sea el caso de Geeksphone y que vayan adaptando las siguientes versiones ya que además, el revolution es un teléfono que va bastante por encima de los requerimientos mínimos de Firefox OS.

Un saludo.

Parásitos públicos

http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Pthius\_pubis\_-\*crab\_louse.jpg#mediaviewer/File:Pthius\_pubis*-\_crab\_louse.jpg

Está claro que no todo el mundo cree que un gobierno debería ocuparse de cosas como la educación o la sanidad. Puedo entender que algunos sueñen con el modelo estadounidense de pagar por servicios básicos a costa de pagar menos impuestos. Es opinable y hasta comprensible que gente que se dedique a esos ámbitos en la empresa privada critique el intervencionismo y competencia desleal por parte del gobierno con el dinero que sale de sus impuestos.

Por otra parte, algunos pensamos que un gobierno debe garantizar el acceso a la educación y sanidad a todos sus ciudadanos y no vemos con buenos ojos cómo se destina dinero público a favorecer intereses privados y particulares, léase los conciertos en educación y sanidad con empresas privadas, en las que el dinero de todos los ciudadanos se utiliza para engordar las arcas de unos pocos. Como dije, me parecen respetables ambas posiciones, aunque sea partidario y defensor de la segunda.

Lo que me parece ya no tan respetable es la posición ladilla de algunos que viven de lo público y al mismo tiempo lo atacan. Muchos compañeros de profesión afirman sin sonrojarse que ellos llevan a su prole a colegios privados-concertados. La gran mayoría firmaron en su tiempo para tener acceso a muface y sus privilegios. Estos individuos son en mi opinión un gran mal para la mano que los alimenta y debe cuidar de todos nosotros. Pero a mayor escala lo son esos grandes empresarios, que se permiten dar lecciones de esfuerzo y sacrificio al personal y cuyo mayor mérito ha sido lucrarse ganando concursos amañados con la administración, estatal o autonómica, que para el caso es lo mismo, por compartir confesor, colegio o lupanar con sus dirigentes.

En fin, hipocresía nivel máster para ser un neoliberal de bien. Un asco.

Imagen de cabecera: disponible bajo la licencia Public domain vía Wikimedia Commons.

Los ricos también lloran

Y también mueren. Menos mal. Corren malos tiempos para los poderosos entrados en años. Es un alivio que ni con dinero se pueda comprar la vida eterna. El muerto al hoyo y el vivo al bollo. Aunque, desde luego, el bollo que dejan es bastante apetecible.

Ánimo, y que si alguno más se apunta a caducar que no lo deje para más adelante.

Un saludo

Share