Indignados

Lo que muchos estaban suplicando pasó el 15m, unos descerebrados la liaron parda y a partir de entonces el movimiento #15m puede ser tirado por el barro. La justificación al abuso de los mossos del 27 de mayo llega en el mejor momento. Son unos violentos y merecen los palos que les han dado. Hay que usar la fuerza porque el estado de derecho no puede permirtir esos ataques a los representantes del pueblo.

Pero ¿es esa la única realidad?, esperemos y ya se verá. No me gustan las conspiraciones y necesito pruebas antes de opinar. Lo que está claro es que unos energúmenos no son los miles de personas que apoyan este movimiento y defienden la no violencia. Otra cosa es que haya gente que pierda los estribos. Cada vez hay más gente desesperada por su futuro que ve como unos tipos entrajetados opinan sobre la necesidad de que se empobrezcan aún más para salvar a una economía de los grandes números que les es totalmente ajena. Los mismos tipos que no dudan en recortar en sanidad o educación pública porque saben que sus niños estudian en caros colegios privados y siempre pueden viajar a la Clinica Mayo si les amenaza al cáncer o cualquier otra enfermedad.

El problema es que la desesperación nubla el sentido y eso puede hacer que pronto veamos más incidentes reprobables de desesperados que tienen ya poco que perder. No será el #15m el responsable de esos incidentes, que no se equivoquen ni los políticos, ni los periodistas o tertulianos ultracentristas. Los únicos responsables son los que han jugado a forrarse sin escrúpulos o han legislado pensando en retirarse como consejeros delegados de una multinacional y esos, hace ya mucho tiempo que no pasan una noche al raso, y mucho menos acampan por una buena causa.

Desmontando a Jack(d): el interfaz de audio

Una vez que ya tenemos instalado Jackd en un equipo con un kernel de tiempo real es el momento de empezar a cacharrear con el audio. Mi principal objetivo es recoger el sonido de mi guitarra eléctrica para procesarlo en vivo o grabarlo y luego hacer el procesado. Para recoger ese audio la solución más rápida es la de utilizar la tarjeta de sonido del ordenador, conectando la guitarra diréctamente a la entrada de micrófono. El ordenador que utilizo es un portátil sin entrada de linea, que sería más apropiada para esta tarea. Ésta es una mala idea siempre, se puede recoger el sonido pero la calidad es bastante mala.

Para evitar problemas lo mejor es utilizar un interfaz de audio externo. Como el portátil tampoco tiene entrada firewire me decidí por un interfaz USB. La que utilizo es una Cakewalk UA-1G, que por un precio más o menos razonable (sobre 90 euros) ofrece una buena calidad. Tiene solo dos canales de entrada, pero como voy a grabar la guitarra y no sé tocar más de un instrumento a la vez, tampoco es un gran problema.

interfaz de audio

mi interfaz de audio

Una vez conectada la interfaz, que se autoconfigura sola con un driver para sonido usb, hay que ir a las opciones de configuración de qjackctl para decirle que utilice la entrada y salida de esa tarjeta en vez de la tarjeta integrada en la placa. Además podemos modificar los parámetros que determinan la latencia con la que vamos a grabar, yo utilizo de momento una latencia de 16ms, que prácticamente no se aprecia y no aparecen XRUNS.

jack

Configuración de jack

Los XRUNS son los enemigos de la grabación y ocurren cuando el intercambio entre los buffers de lectura y escritura de audio no ocurre de forma continua. Es algo parecido a lo que pasaba en los primeros tiempos de la grabación en CD, cuando se vaciaba el buffer de lectura se chafaba la grabación. En nuestro caso lo que ocurre es que se oye un pequeño salto o chasquido que arruina la grabación.

Hay que ajustar la latencia hasta un valor que permita que sea usable y no ocurran XRUNS. Si ya tenemos las pistas grabadas podemos aumentar la latencia, ya que solo es problemática para la grabación, no durante el postprocesado o mezcla.

Después, en la pantalla de conexiones de qjackctl asociaremos la entrada de la tarjeta a la salida de la tarjeta y entonces podremos escuchar el sonido de la guitarra por los altavoces. Esta pantalla de conexiones es la que nos va a permitir dirigir el sonido hacia las diferentes aplicaciones.

jack

Conexiones entre los diferentes dispositivos

Desmontando a Jack(d)

Con este título quiero comenzar una serie de posts destinados a la configuración y uso de jackd y herramientas de edición y efectos de audio en linux.

El primer paso es instalar jackd. Jackd es un driver de sonido preparado para trabajar en tiempo real. Es el equivalente a lo que en windows serían los drivers ASIO o Coreaudio en Mac.

Para simplificar la instalación, suponiendo que se use debian o ubuntu, lo más fácil es abrir synaptic, buscar jackd e instalar los paquetes con sus dependencias. Jackd funciona como demonio, en background, por lo que se recomienda usar qjackctl para arrancar y configurar jackd. Otra vez synaptic puede hacer el trabajo más fácil.

jackd

jackd

Aunque no es necesario, es muy recomendable usar un kernel preparado para tiempo real. Estos kernels permiten trabajar con bajas latencias. La latencia es el principal enemigo del procesamiento de audio. Es la responsable de que a procesar el audio el sonido procesado vaya retardado con respecto al audio original.

La mejor forma de conseguir un kernel de tiempo real es modificar los repositorios de paquetes añadiendo las fuentes de un repositorio con un kernel adecuado e instalarlo con synaptic.

PD: todo lo que se hace con synaptic se puede hacer mediante linea de comandos usando apt-get.

Los orígenes de chatroulette

Chatroulette es otra de esas formas de perder el tiempo miserablemente que abundan por internet. Aunque apareció ya hace un tiempo y se basa en algo tan manido como la videoconferencia (msn live, yahoo, gtalk) el concepto que atrae a mucha gente es el de la aleatoriedad.

Sorprendentemente, algo muy parecido, aunque también más sofisticado aparece en la película de 1976 La fuga de Logan, que es mala hasta decir basta. En la posterior serie de TV no recuerdo que apareciera ese “Chatroulette”.

El hecho es que mucha gente pierde un buen rato todos los días alrededor de este pasatiempo.

Identidad oculta

Hay cosas que no nos gustan a nadie, como que te llame alguien por teléfono con identidad oculta. Nunca sabes si es un banco, hacienda o alguien para vendernos algo que no necesitamos.

Algo más molesto debe ser sin duda que te pegue un mosso con la porra y que no puedas saber su número de identificación por que el chaleco antitraumatismos lo oculta. Parece ser que este problema ya ha ocasionado que muchas denuncias contra los mossos por uso desmedido de la fuerza caigan en saco roto porque no se puede identificar al infractor. Supongo que el consejero de interior, que es un tipo muy listo, tendrá ya a un buen número de asesores trabajando para solucionar con prontitud el problema, de todos ahí va mi sencilla propuesta.

dymo

Es fácil identificarte, si quieres.

Supongo que los asesores estarán buscando algo más brillante, o a lo mejor, no están buscando nada para poder permitir así que los mossos puedan seguir repartiendo leña a diestro y siniestro.