Cambio de móvil

Hace unos meses, al finalizar mi permanencia obligada con Vodafone, cambié de operador a Pepephone, como mi Tattoo estaba liberada no tuve necesidad de cambiar de móvil. El caso es que desde que me hice con la Tattoo descubrí que mi terminal tenía problemas de sensibilidad de la señal, que me hacían perder toda la cobertura en condiciones donde cualquier otro teléfono no tenía ningún problema para recibir y realizar llamadas. Por eso, llevaba un tiempo dándole vueltas a comprar un teléfono libre, ya que en Pepephone no hay permanencias ni programas de puntos para cambiar por móviles.

La cosa es que un teléfono móvil libre suele costar un buen pastón, y digo suele porque ya hace un par de años o tres que hay una empresa española (Geeksphone) que ha sacado un par de terminales de gama media al mercado por un precio inferior a los 200€. Así, que con un poco de vértigo por la decisión me compré un geeksphone zero, que me ha salido por 165€, por estar en oferta navideña.

El terminal es de bastante más calidad que la Tattoo (pantalla capacitiva en vez de resisitiva), además cuenta con cámara con autofocus, un error imperdonable en el teléfono de HTC. Se asemeja en prestaciones a una HTC Wildfire S pero para mí, cuenta con una gran ventaja a su favor, y es que viene rooteado de serie y además cuenta con actualizaciones aseguradas ya que está empresa está bastante implicada con los desarrollos de Cyanogen.

En definitiva, espero que este terminal me dure un par de años y entre su reducido precio y las tarifas de pepephone haré algo que llevaba bastante tiempo sin hacer, ahorrar con el teléfono móvil.

Enganchado

Hacía tiempo que no escribía por aquí, es lo que tiene aumentar la familia, que el tiempo vuela.

Soy poco de ver la tele, como mucho algunas series que por ser demasiado actuales no me he podido bajar la temporada por internet. Ahora estoy impresionado y enganchado por “The walking dead”, no me ocurría esto desde “Battle Star Galactica” o “Lost”. Espero que la cosa siga así porque no tengo tiempo para perderlo con tontás en la tele.

Adioses y distancia

Hace ya casi 10 años que me fui de Jaén. Me fui buscando un futuro mejor y siguiendo una idea que me fascinaba, y que a la postre resultó no ser tan seductora como me la imaginaba, pero esa es otra historia. El hecho de irme a la otra punta de España, junto con mi reconocida incapacidad para mantener las relaciones de amistad a distancia me han hecho perder el contacto con lo que en otros tiempos era mi realidad, amigos, conocidos, gente que ves a menudo y que ellos también te ven a menudo…

Ahora bajo tres veces al año, coincidiendo con las vacaciones y, por lo general, me limito a estar con mi familia, a la que echo de menos, de forma que veo poco a mis antiguos amigos. Algo a lo que no me acabo de acostumbrar es a que, de vez en cuando, me digan que alguno de estos “conocidos” a muerto. No es que me cueste entender que la gente se muera, pero me resulta extraño, más aún cuando me entero de casualidad, navegando por la red.

No es que en este caso concreto me uniera ningún tipo de amistad con este chico, pero era el típico que te cruzabas por la calle y siempre te miraba con una mirada agresiva y metalaera a modo de saludo. Solo hablamos unas pocas veces, pero me caía bien. Bueno, eso es todo, sigo echando de menos estar con mis amigos de vez en cuando, ir a conciertos de grupos de gente conocida y pasar un buen rato rajando sobre lo mal o bien que toca un fulano.

Probablemente lo que pasa es que me hago viejo y como ya se sabe cuanto más viejo, más pellejo, y en mi caso con más razón todavía.

Chao.

Vigila a tu bebé

Con la llegada de un niño llegan también las preocupaciones. Por ejemplo, nos gusta saber si estará bien cuando lo pongamos a dormir en su cunita, en el cuarto, mientras nosotros cenamos o vemos la televisión. Para eso nos venden unos bastante caros “vigila bebés”.

Lo curioso que tienen estos aparatos es que es más fácilmenterarte de lo que hace el bebé del vecino que lo que hace el tuyo, ya que se cruzan las frecuencias de los chismes. Una solución open source y gratuíta (si tienes los materiales) es usar linphone.

Linphone es un programa que permite hacer videoconferencia, al estilo de Skype, pero que además de ser gratis permite hacer llamadas dentro de una misma red. Es decir, se pueden hacer llamadas entre diferentes dispositivos con el programa instalado. Hay versión para linux (of course), windows y android.

Para vigilar al bebé basta con poner un portátil en el cuarto del niño y llamar vía wifi con linphone desde el portátil a, por ejemplo, tu telefono android. De esa forma podrás escuchar todos los sonidos que haga y sin riesgo de que se cruce ninguna señal de otro vecino. Es una solución un poco rebuscada pero funciona y si tienes los materiales te saldrá gratis y así puedes emplear el dinero en cosas más útiles y fiables, como el contenedor de pañales que evita los olores.

Ahí queda eso.

Época de cambios

Puede que ahora sí se pueda cambiar la constitución, puede que Gadafi sea ahora un ser despreciable, puede que muchas cosas que parecían estar bien ahora estén mal. La verdad es que ahora todo eso me importa bastante poco, lo que más me importa es que ahora soy padre y una personita dependerá en parte de mí durante muchos años. No es que éste sea un cambio a mejor o a peor, simplemente es un cambio. Una persona más entre los 7000 millones de habitantes de este planeta pero desde luego es la personita menor de edad más importante para mí.

Saludos a todos los que un buen día se despertaron siendo padres o a los que pronto lo van a hacer (no sé si me explico, señor becario b).