Ir al contenido principal

Haciendo fácil lo difícil…

Últimamente, un día sí y otro también, sale a relucir la importancia de saber inglés en nuestra “profesión” y los problemas que nos encontraremos en el “futuro” por no “haberle dedicado el tiempo suficiente” a aprenderlo…

Si este es vuestro caso tengo la solución. Tras la aparición del libro “from the lost to the river” la moda de la traducción literal hace furor. Según he leído hoy en el blog de Rodrigo Moya (un gnome developer) en un restaurante de Galicia se ofrece el siguiente menú:

  • Pretty to the iron, bonito a la plancha
  • Wines from the river Ja (Rioja), and from the valley of the rocks (Valdepeñas)
  • Courageous potatoes, patatas bravas
  • Octopus to the party, pulpo “a feira”
  • Little Joseph of beef, pepito de ternera
  • Huge air spray with grelos, lacón con grelos
  • Thin Uncle Joseph, fino tío Pepe
  • They will pass from Navarra, patxarán de Navarra

Particularmente me quedo con lo de “they will pass from Navarra”. Ya no hay escusa para no saber inglés, de hecho es más fácil incluso que el método Maurer del inglés con mil palabras. Buen provecho

Soy un junco hueco y la tempestad pasa a través de mí… ommm

A veces acaba uno hasta la polla y con un cabreo que te llevan mil demonios. No es la solución definitiva (personalmente prefiero jugar una partidita al quake III) pero a algunos les puede servir de ayuda:

sonidos relajantes

Es como esos estantes de CDs con música relajante en la suenan lobos, pero sin lobos (o por lo menos yo no los he escuchado)

Ánimo y que la ira no os consuma el alma…

Ilusos

Los húngaros se han revolucionado porque saben de buena tinta que su presidente les ha mentido y pretenden que dimita…

Criaturicas, cómo se nota que aún no están curtidos en la democracia. Si quieren que su presidente dimita porque ha mentido qué no querran cuando:

  1. Les lleve a una guerra injusta basándose en una mentira
  2. Hunda un petrolero y llene de mierda sus costas
  3. Combata el crimen de forma ilegal y cuando lo descubran diga que él no sabía nada
  4. Robe a espuertas en cualquiera de las administraciones públicas y se quede más ancho que Pancho.
  5. (la que cada uno quiera elegir de nuestros maravillosos años de democracia)

Linux ya no es lo que era…

Hace ya cinco o seis años que utilizo regularmente linux como mi S.O. de diario y he conocido los tiempos en los que hasta para elegir tarjeta de video tenías que mirar antes en una lista a ver si estaba soportada en linux. El otro día compré una tarjeta PCMCI wireless de zaapa. La compré porque estaba muy baratita, 19 aurelios, y sin saber ni el chipset ni si había o no driver para linux me la lleve para casa. Entre otras cosas la compré porque el nefasto diseño de mi Acer Aspire 1310 hace bastante inviable el tener conectados dos periféricos USB a nada que sean un poco tridimensionales.

En menos de media hora la tarjeta estaba funcionando (incluyendo una recompilación de kernel y la típica búsqueda en google).

No digo que no sea un gustazo eso de enchufar y listo pero se echa un poco de menos (o por lo menos yo lo hago) lo de pelearse con la máquina hasta que funcione. Cuestión de gustos…

Por cierto, el chipset es lo que realmente determina el driver que necesitas, puedes comprar dos tarjetas en apariencia iguales y que tengan diferente chipset o dos tarjetas diferentes y que tengan el mismo chipset (y por tanto funcionen con el mismo driver).

Yo quiero ser una chica de moda…

Esa es parte de la letrilla de la infame campaña de otoño de “El corte Inglés”. Cuando muchos se vanaglorian de haber conseguido que en la Cibeles de este año no dé asco mirar a las modelos de lo escurridas que están a nadie parece preocuparle que se transmita a la juventud de hoy en día el más fiero de los consumismos disfrazado de bonito cuento de la cenicienta.

En fin, que ni siquiera los defensores a ultranza de los consumidores (aquellos que se rasgan las vestiduras por la aparición en pantalla de el “helado lésbico”) se hacen eco de este desafortunado anuncio.

Lo que hay que escuchar por tener orejas…

Keep on trying

Finalmente el póster lo hice en LaTeX y todo fue bastante más fácil de lo que había imaginado. Algún día contaré las claves básicas para hacerlo rápido y bonito al mismo tiempo.

Tras regresar de Elche sigo dale que te pego con la tesis. Hemos entrado en la época de las revisiones y cambios de última hora. Poco a poco, me voy acercando al momento de la liberación. De todos modos, las últimas semanas han sido muy duras, cuando el ambiente de trabajo es hostil casi nos falta el aire para respirar. Sé que estoy dejando muchas cosas y a mucha gente un poco de lado pero es que estoy casi al límite. De todas formas procuraré compensar a todos en cuanto pueda respirar y suelte el pesado lastre que me mantiene preso.

Ya se han casau riau riau!!!

Nuestro becario b se nos casó el Sábado. Buena fiesta y buena gente. La verdad es que Anita y yo estuvimos muy agusto y lo pasamos muy bien. Con nosotros estuvieron el becario A (sigue más octopus que nunca aunque se encuentre bajo el techo de “la obra”), popó y más amigos de la universidad de los novios.

Curioso lo del aurresku y el chistu en directo (para alguien que solo lo había visto en el informativo estatal cuando va Ibarretxe a cualquier parte)

Por cierto, las fotos las colgaré pronto donde siempre.

Enhorabuena a la pareja desde el ciberespacio…

Vuelta de vacaciones

Después de unas vacaciones forzósamente más largas de lo previsto vuelvo al laboratorio, con entusiasmo y fuerzas renovadas… ¿alguien se lo ha creído?

Como siempre he pasado unos buenos días en Jaén, con la familia, con los amigos, con el calor… Cierto es que gracias a una reparación “astral” que pospuse durante mucho tiempo vuelvo a casa bastante más pobre que me fui, pero ha merecido la pena el viaje.

Por cierto, ya mismo estamos invadiendo Alicante, aunque primero llega el momento en el que el becario b abandona el mundo de la soltería para convertirse en una persona de bien y cambia “compañera sentimental” por “esposa”…

Buen fin de semana se avista.

Ciencia ficción

Ayer vi “La intérprete”, una película bastante sosa que sólo me llamó la atención por la insistencia con la que intentaban mostrar a la ONU como una organización que funciona y sirve para extender y mantener la paz en el mundo.

La lástima es que al día siguiente, en el telediario, tras el recuento de muertos en Gaza o Beirut te cuentan que los dirigentes de las naciones unidas han sido nuevamente incapaces de formular una resolución que haga albergar esperanzas de paz en la zona. Entonces te das cuenta de que en realidad, debía tratarse de una película de ciencia ficción.

Intereses comunes

Echando un vistazo a la web de menéame, me entero de que al creador (o más bien debería llamar profeta) del pastafarismo le llueven diariamente en su web bastantes amenazas vía e-mail de cristianos que se sienten ofendidos por esa religión (para que luego hablen de la intolerancia de los musulmanes…). En los comentarios de menéame sobre la noticia me encuentro con una frase de Greg que describe con fina ironía el por qué no debería estallar una guerra entre pastafaris y cristianos:

No deberían de odiarse pues el cristianismo y el pastafarismo, además de su base cientítifica, tienen algo en común: el amor a la pasta

Como no sé si le molestará o no que la cite la pongo de momento, ya consultaré con él que tipo de licencia tiene su comentario.

Share