Real como la vida misma

Corto y pego de la página ignominiosa de Faemino y Cansado un sketch que me ha recordado un poco la cara que ponen algunas de las personas que conozco y no se dedican a esto de la ciencia cuando les comento a qué me dedico y por qué sigo en la Universidad a mi edad.

—- Cansado: Sí, estaba leyendo, venga leé cuentas y numeros, cuanto cotiza la libra, nosecuanto y tal, y de pronto leo así, en pequeñito, en un desto, así, un titular pequeñito, y ponía: “SA MUERTO EL FARY” —- Faemino: ¿Quién, el Fary? ¿Ese insigne y polifacético cantante de tonadilla españoooooooo? —- Cansado: !Nombrenó!, ¡El científico! —- Faemino: Ah, que le den pol culo!! M’había… joé, m’había asustao, macho! Buah. —- Cansado: 32 años tenía. —- Faemino: Bueno, pues ya ha vivido bastante, no? —- Cansado: Iba a pasar un paso de cebra, sin mirar… y lo atropella un coche. Será gilipollas!! —- Faemino: Y seguro que ha sido un Renault 4, amarillo y abollao!! Tu no tienes ni dignidad ni vergüenza! —- Cansado: “No…” - dice - “…es que yo soy licenciao por la Universidá de Berkeley…” Será gilipollas… —- Faemino: Avé, pa que t’han servio tantos estudios, gilipollas? Míranos a nosotros, sin estudios pero VIVOS, coño. Primero hay que mirar y después cruzar, jodé!! —- Cansado: No, y luego además decía: “Yo cuando me muera no quiero que me entierren, nonono, quiero que me incineren y que esparzan mis cenizas por la naturaleza, para hacerme uno con el cosmos…” —- Faemino: Maricón!

Comentarios

Comments powered by Disqus