Adiós Analytics. Un poco de coherencia.

/images/analitica.jpg

No me gusta la publicidad. No me gusta ni en los medios tradicionales ni en los digitales. Pero en los digitales la publicidad tiene el agravante de que suele combinarse con el rastreo del usuario y la invasión de la privacidad.

En la época en la que este blog estuvo en blogger tuvo, durante bastante tiempo, publicidad de la red de anuncios de Google. Dos motivos me hicieron quitarla. El primero es que nunca tuve muy claro el tema de la fiscalidad por los ingresos publicitarios y no me gusta jugar sucio con Hacienda, porque, entre otras cosas, Hacienda somos todos. En segundo lugar no tenía sentido que si huía de la publicidad usando bloqueadores mientras navegaba por la red hiciera tragar publicidad a mis visitantes.

También en esa época, cuando se pudo usar google analytics en blogger, creé una cuenta y me dejé seducir por las visitas, fuentes de tráfico y todas las mandangas del SEO. Sin meditarlo, expuse a mis visitantes a cookies y tecnologías de rastreo. Al irme de blogger perdí esa conexión pero, hace un par de meses volví a introducir las analíticas en el blog. Mi intención era tener una segunda opinión, ya que también uso webalizer para comprobar las visitas.

El caso es que analytics está claramente orientado al negocio, a hacer dinero. De hecho, si no estas atento, puedes acabar por centrar los contenidos de tu blog en aquello que analytics cree que funciona mejor, pasando de dirigir a ser dirigido.

Para eso rastrea todo lo que esté a su alcance, usando todas las técnicas posibles e invade la privacidad de los visitantes. Por el negocio, por tú negocio.

Pero este blog no es un negocio para mí. Es una ventana al mundo, una atalaya desde la que contar las cosas que me interesan a quien quiera detenerse a escucharlas.

Por eso he eliminado analytics. Por coherencia. Por respeto a mis visitantes y para no ayudar a que internet sea solo un canal de negocios.

Sigo utilizando webalizer, que lo único que analiza son los logs del servidor, datos que sí o sí siempre se registran cuando alguien visita un sitio en internet. Lo utilizo para tener una idea de cómo funciona el sitio, si hay peticiones que no se encuentran (errores 404 o similares), o si alguien se interesa por el contenido más antiguo. Pero eso es todo. Aséptico y privado.

Un saludo desde un blog más respetuoso con internet y con vosotros.

Relacionadas

Imagen de cabecera: SegoMinj - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0

Comentarios

Comments powered by Disqus