Ir al contenido principal

Añadiendo entropía a la web

Internet es hoy en día la fuente de contenidos por excelencia pero los contenidos se apoyan, como medio audio visual que es, en una presentación que los haga fáciles de asimilar.

Ha llovido mucho de los tiempos de webs con fondo blanco o gris y letras negras. También han quedado atrás los más psicotrópicos de la web 1.0, de colores chirriantes y objetos parpadeantes por doquier.

Ahora se llevan contenidos que se puedan disfrutar con comodidad en diferentes dispositivos. En eso juega un papel fundamental CSS, que aun habiendo evolucionado, sigue presentando algunas carencias que complican la existencia del maquetador de los contenidos.

Para ordenar y facilitar un poco esta tarea de maquetado o presentación de los contenidos tenemos opciones como SASS, que es un preprocesador de CSS, que permite desarrollar un código CSS más ordenado y estructurado.

¿Por qué entropía? Para mí, desde luego, aporta entropía porque supone una nueva cosa que aprender. Desde luego compensa aprender SASS, si quieres producir CSS decente. Y sin contar con los frameworks basados en SASS, como compass, que facilitan el trabajo con SASS.

Internet, es un no parar, y si quieres estar a la altura hay que dedicar un tiempo a estudiar las alternativas para el desarrollo. No es tiempo perdido, pero es tiempo que se gasta.

En fin. Tampoco nadie te obliga a hacerlo. Es lo que tienen las aficiones.

Un saludo.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share