Ir al contenido principal

Analfabeto digital

Al final, ha sucedido. No sé en qué momento preciso ocurrió pero la realidad está ahí. El otro día estuve probando un ordenador portátil nuevo que hemos adquirido en el centro y me costó bastante tiempo realizar tareas sencillas. No encontraba las cosas y torpeaba entre los menues y las opciones de configuración. El flamante parato corría Windows 8.1 con su moderna interfaz tablet friendly.

Así que la suerte está echada. Soy un analfabeto digital. No sé manejar Windows 8.1 y mucho me temo que tampoco me desenvolvería con soltura en el moderno Windows 10.

No sé si es grave ni si podré reponerme del golpe. De momento está claro que seguiré en mi refugio GNU/Linux y esperaré a que nadie se de cuenta de mi falta de competencia. Hasta me cuestiono si debería cambiar en mi currículo lo de conocimientos de informática a nivel usuario.

Por lo menos me queda el consuelo de que no soy el único que no entiende eso de los ordenadores. El otro día leyendo un artículo de elpais.com sobre la llegada del nuevo Windows 10, el autor reflejaba como fallo del nuevo sistema operativo la duplicidad en algunos aspectos del sistema, como tener un nuevo apartado de configuraciones y al mismo tiempo el viejo panel de control. ¿Por qué tiene que haber dos caminos diferentes para llegar al mismo sitio? Sin palabras me quedé ante tan fantástica observación. Así que seguiré intentando simplificar mi forma de pensar para poder manejar un ordenador nuevo y llegar a ser un auténtico usuario experto, de los que van a tiro hecho y no titubean con el ratón.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share