Ir al contenido principal

Ayuda en la cocina

Hace unos meses compramos una olla programable para intentar facilitar un poco el tema de la comida del mediodía.

La olla en cuestión es de la marca GM, el modelo G, y de precio no es demasiado cara, en comparación con la olla exprés WMF que tenemos. Por supuesto es solo una olla, nada de robot al estilo thermomix. Ni corta ni pica ni amasa, pero para eso ya están los humanos.

Con el tiempo, hemos comprobado que las expectativas que nos hicimos eran acertadas. Además del hecho de que puedes programar la hora a la que quieres comer para que la olla se ponga en marcha, también puedes cocinar y una vez finalizado la olla mantiene una temperatura de 80º C.

Funciona como horno, freidora, olla a presión, fermentador, etc… Puedes controlar la temperatura, presión y tiempo de cocción con bastante precisión.

Tiene potencia suficiente para hornear bizcochos o pan. Cuece arroz y pasta, en fin, es muy completa.

La limpieza y el manejo son sencillos, cosa que se agradece y no ocupa demasiado espacio aún teniendo capacidad para seis comensales, lo que para una cocina no muy grande también se agradece.

En definitiva, una buena adquisición que está facilitando mucho el aprovechamiento del tiempo, ya que no es necesario estar pendiente de la olla en vez de hacer otras cosas. Te puedes ir a comprar o a hacer algún recado y a la vuelta está todo listo.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share