Ir al contenido principal

Cosas que dan cosica

Como decía Forrest Gump “tonto es el que hace tonterias”, así que el que hace gilipolleces puede ser considerado un gilipollas. Mandar a unos antidisturbios a disolver una concentración de gente pacífica, esperando que se líe parda puede ser considerado una gilipollez, además de una irresponsabilidad, por lo que la consecuencia lógica es que el que ordena semejante disparate no puede ser llamado otra cosa que gilipollas.

Lo que saca uno como conclusión a lo que ha pasado este viernes en Barcelona es que hay gente que no sabe dialogar, que prefiere provocar y buscar una buena excusa para apalear a los “perroflautas”, tengan la edad que tengan, se dediquen a lo que se dediquen y reclamen pacíficamente lo que reclamen.

No sé cómo se estarán desarrollando las manifestaciones de júbilo por la victoria del barça pero desde luego no mandarán desalojarlos de esa forma aunque entre los manifestantes se encuentren elementos bastante violentos de los grupos ultra, y es que a lo mejor, entre ellos hay más de un mosso de los que el viernes se preocupaba por mantener la plaza bien limpia para esas celebraciones.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share