El funcionario egoísta

Richard Dawkins, que es un tipo bastante más brillante que yo, acuñó el término de el gen egoísta. El gen sería capaz de dotar al organismo que lo porta de ventajas adaptativas-reproductivas, que harían que su frecuencia dentro de la población aumentara.

Desde hace un tiempo intento consumir productos que se produzcan o fabriquen en territorio nacional. No es porque posea un espíritu de lucha por la patria ni piense que el destrozo causado por unos pocos se pueda o se deba arreglar entre todos. No se ha apoderado de mí un sentimiento noble y justo. El motivo es que soy medio funcionario y desde un punto de vista puramente egoísta soy consciente de que si no quiero que me vuelvan a bajar el sueldo tengo que intentar que la capacidad económica de este moribundo país en el que habito mejore, porque, de lo contrario, soy carne fresca para los depredadores.

Es por eso por lo que me considero un funcionario egoísta. Tu bien me conviene. Es triste pero es así. Ánimo y que la cosa se de bien.

Un saludo.

Comentarios

Comments powered by Disqus