Elecciones europeas

Salgo a la calle y un olor pestilente me saluda. Intrigado miro alrededor y rápidamente encuentro el motivo. Estamos de campaña electoral para las elecciones europeas y los partidos políticos han decorado la ciudad con sus mentiras enmarcadas.

Aunque el concepto de una Europa fuerte y unida en estos tiempos tiene el mismo valor que una mierda pinchada en un palo está claro que votaré, en conciencia y a conciencia. Luego pasará lo que tenga que pasar, ya se sabe que en la futbolización de la política española las elecciones europeas son como la Copa del Rey que pasa de ser un trofeo menor a la justificación de una temporada en función de si se gana o se pierde.

Si llevaba casi un año sin ver la televisión ahora, desde luego que es el peor momento para arrimarse de nuevo a la caja. Esperemos que no saturen demasiado el buzón, y ya me cuidaré yo de no entrar en twitter u otros medios de difusión de propaganda.

Ánimo y que no os den mucho la chapa.

Comentarios

Comments powered by Disqus