Ir al contenido principal

Felicidad de serie

Suelo ir escuchando Vaughan radio cuando salgo de trabajar. Coincide que durante el trayecto finaliza uno de mis programas favoritos y comienza otro que cada día me está gustando más.

El primero es Drive time, el segundo El rincón de Helena, así, como suena, en español. Un programa que aborda temas de pensamiento positivo, inteligencia emocional y crecimiento personal. Teniendo en cuenta que mi espiritualidad tiende asintóticamente a cero no deja de ser curioso que me esté aficionando a este programa.

La razón es muy sencilla. Empiezo a darme cuenta de que la búsqueda de la felicidad es una empresa inútil. Lo práctico es la huída de la infelicidad. Al contrario que el agente Smith yo sí creo que nuestro cerebro está preparado para ser y vivir felices pero la vida en sociedad y sus condicionamientos y prejuicios nos lastran.

Doy clase a gente adulta y lo que percibo en la mayoría de ellos es infelicidad, resignación y un mero instinto de supervivencia que los arrastra día a día por la vida. Por eso mismo, un programa como este Rincón de Helena, puede ayudar tanto a tanta gente. El problema es que hoy en día nadie quiere dedicarse un tiempo para la introspección. Llegan a casa del trabajo (los que aún lo tienen) y no quieren calentarse la cabeza ni hacer el menor esfuerzo intelectual.

Alguién puede frotarse las manos y regodearse, los consumidores han renunciado a su felicidad. Trabajar, consumir y subsistir, es el mantra inconsciente que cada noche se repiten millones de personas en el planeta.

Smith

El agente Smith en su clase de risoterapia

Un saludo y por favor, dedícate 10 minutos al día a evaluar tu vida laboral y personal. No cuesta nada y le puedes sacar mucho.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share