Ir al contenido principal

Fidelizaciones

Siempre ha sido algo que me ha llamado la atención. A la gente le gusta coleccionar tarjetas que le dan la posibilidad de adquirir más cosas de una determinada compañía a un mejor precio. Suena bien y entiendo que a bastante gente le pueda parecer algo interesante pero para mí la única forma de que me fidelicen es o a través de un buen precio o a través de una gran atención.

He probado varias compañías de telefonía hasta llegar a la actual y de todas me he cambiado sin remordimientos o sin la sensación de que iba a perder algo en el cambio. Ahora podría cambiarme de nuevo, hay ofertas más competitivas en cuanto a precio, pero no lo voy a hacer porque la calidad del servicio me compensa esa diferencia de precio.

Con el proveedor de internet pasa lo mismo. Cuando anuncias que te vas entonces reaparece el interés de la compañía en fidelizarte, a través de descuentos en facturación o similares. Supongo que hay gente que juega con esto para sacar rebajas en las facturaciones u otras plusvalías pero desde luego a mí el rollo del gitaneo no me va demasiado.

Para qué hablar de los seguros de coche. Venderían a su madre para que te asegures con su compañía pero una vez dentro olvídate de ese interés en ti. A partir de entonces eres solo uno más de los pagadores, y ojito con necesitar sus servicios, que verás como la póliza sube a un ritmo inversamente proporcional a los descuentos que te hacen cuando no pasa nada.

Así, que ni Travel, ni Iberia Card, ni madre que lo parió. Cuando quiera algo ya me lo compraré, no necesito que alguien me recuerde constantemente las ventajas que puedo obtener si uso su tarjeta o su servicio.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share