Ir al contenido principal

Formatos propietarios: el enemigo ancestral de Linux

Bien es sabido que, a veces, cuando uno utiliza linux como SO se encuentra con situaciones en las que es necesario pactar con el enemigo. Una de estas situaciones es cuando “alguien” nos obliga a entregar los resultados en un determinado formato de archivo. En mi caso, el formato en cuestión es el famoso .cdr de Corel Draw. Existen muchos programas y muy buenos que nos permiten obviar el uso de Corel Draw pero el problema está a la hora de guardar los resultados. El formato .cdr es un formato cerrado del que no se han liberado las especificaciones, por lo que no es posible que otro programa guarde la información en formato .cdr, por eso si necesitamos generar ficheros .cdr estamos obligados a trabajar con Corel Draw.

Así que las opciones disponibles son:

  1. Mandar al jefe a la mierda (es la opción más tentadora)
  2. Entregar el fichero en un formato no .cdr que Corel pueda importar (también es una opción tentadora pero no suele ser aceptada)
  3. Utilizar wine (un emulador de sistemas operativos windows) e instalar Corel Draw (no siempre funciona)
  4. Instalar windows en una máquina virtual de Virtualbox e instalar Corel Draw (Funciona a la perfección)

De estas opciones os recomiendo la 4, porque consigues lo que quieres sin tener que renunciar a trabajar en tu ordenador con todos tus resultados en el disco duro. Lo mejor de todo es que consigues que windows funcione en tu ordenador como si fuera un programa más, no tienes que formatear nada ni renunciar a trabajar con linux al mismo tiempo. Lo único que hay que tener en cuenta es que aunque corra dentro de Linux sigue siendo Windows así que no hay que olvidarse de instalar un antivirus.

Cuando pueda pondré una foto para que ilustrar el concepto.

Chau.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share