Low cost computing

Aunque el concepto no es novedoso escribo hoy sobre él porque, después de un año desde que lo compré, por fin me he decidido a utilizar mi raspberry pi. Se trata de un ordenador de pequeño tamaño y bajo consumo. No es que tenga una potencia escandalosa pero puede cumplir con algunas tareas con bastante soltura.

Yo lo voy a utilizar como servidor web para algunos de mis proyectos. Lo voy a hacer, sobre todo, porque no espero tener ningún aluvión de visitantes en estos proyectos. Además de su bajo consumo, también es una opción interesante porque no tiene refrigeración activa, es decir, no hay ventiladores ni zumbidos. Aunque tiene conectividad HDMI, lo voy a utilizar en una configuración minimalista, sin teclado, ratón o monitor.

Ya os contaré como sigue la cosa.

Comentarios

Comments powered by Disqus