Ir al contenido principal

Mi nueva cafetera

/images/aeropress.jpg

Por cumplir un año más me han regalado una nueva cafetera. Me gusta el café, desde hace ya mucho tiempo. Suelo tomar unos tres al día. He pasado por las cafeteras tipo moka, las espresso e incluso una de cápsulas de Nespresso, que al principio me hizo mucha ilusión pero de la que luego acabe decepcionado.

Ahora en un giro diametral he pasado de la sencillez de las cápsulas a la complicación de una cafetera como la aeropress. No es que sea difícil de usar, ni de limpiar, al contrario, pero no es automática, no hay botones, no hay electricidad, solo agua caliente, café, tiempo y tu propia fuerza.

Últimamente estoy prefiriendo las cosas manuales, que necesitan cierta dedicación sobre las cosas “ready to use”. A esto hay que sumarle el molinillo manual de café que viene de camino desde Japón. A veces la gracia de las cosas no está en el resultado, sino en el proceso necesario para conseguirlas y son esas pequeñas cosas las que hacen que la vida sea más interesante, o por lo menos así lo veo yo hoy por hoy.

Tómate tu tiempo y disfruta de las cosas que merecen la pena.

Un saludo.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share