Miedo a volar…

He viajado poco, muy poco. De hecho, hasta hace dos semanas no había puesto el pie fuera de la españa peninsular. Los pocos viajes que había hecho habían sido en coche o autobús, alguno en tren, pero los menos. Lo de volar era una cosa que no había probado y a la que le había dado de lado un poco. La cuestión es que el viaje a San Diego ha servido, entre otras cosas, para darme cuenta de que me gusta lo del avión. Después de coger 6 aviones y volar durante casi cuarenta horas ya puedo decir que no me da miedo volar. Quizás un poco de respeto, por lo pequeñito que se vé todo desde arriba y el ostión que hay desde nosecuantosmil pies de altitud, pero lo llevo bastante bien.

San Diego es una ciudad para visitar con calma, pero viajando en compañía de quien viajaba ha sido imposible. Espero poder volver alguna otra vez, en mejor compañía claro.

Por cierto, si os pasáis por allí os recomiendo el “J-six” para cenar, aunque os advierto que es mejor sitio para cenar si la cena la paga otro.

Un saludo.

Seguiremos informando.

Comentarios

Comments powered by Disqus