Off the grid (a la fuerza)

Pocas cosas pueden trastornar la cómoda vida urbana como la falta de electricidad y lo que ello conlleva. Ayer por la tarde tras soltar un poco de humo se quemó el diferencial de la vivienda y nos quedamos sin electricidad. Menos mal que mi casero nos ha facilitado todo el proceso pero la tarde se pasó entre llamadas a la empresa distribuidora, la suministradora y la aseguradora.

Para hacerlo más interesante tenía la batería del móvil casi agotada y cada dos por tres tenía que bajar al coche a cargar un poco para poder llamar o atender las llamadas. La cosa fue bien y con el cambio de diferencial se arregló el problema. No bstante, en previsión de que algo parecido pueda volver a ocurrir se me ocurren algunas cosas que merece la pena tener en cuenta.

  • Viene bien tener una idea de los profesionales que prestan servicios de electricidad, gas y calefacción en tu barrio
  • Hoy en día no puedes quedarte sin batería en el teléfono porque todo se arregla vía telefónica. Mi próxima compra será un cargador solar de batería.
  • No es que sea imprescindible pero un pequeño camping gas, aunque sea el más simple te puede salvar de comer frío (no todo el mundo puede comer de los chinos o telepizza, por ejemplo los bebés)
  • Tener un contrato de móvil con una generosa cantidad de datos se vuelve crítico cuando la luz del router se apaga.

Si antes estaba dándole vueltas al tema del consumo eléctrico ahora, con más motivo, pienso seguir indagando cómo romper la dependencia tan marcada que tengo hoy en día con mis queridas empresas suministradoras.

Un saludo.

Comentarios

Comments powered by Disqus