¿Por qué las fresas no saben a fresa?

A medida que uno cumple años aumenta la perspectiva de muchas cosas. Una de ellas es el de los sabores y aromas. Cualquiera que haya tenido la suerte de tener huerta o un pariente con huerta sabe que los sabores de lo que se compra en un súper no tienen ni punto de comparación con los sabores de la huerta.

Uno de los factores que influyen de modo importante es que la fruta o las hortalizas se cosechan sin madurar y llegan a la tienda cuando aún no ha desarrolado su sabor u olor. Pero también es importante el hecho de que hemos caído en la trampa de los sentidos y primamos más el aspecto de lo que comemos que su sabor o propiedades. Está claro que cuando vamos a comprar en un supermercado solo podemos guiarnos por lo que vemos. La fruta no huele ni se puede probar (salvo excepciones).

Personalmente una de las cosas que más rabia me dan es ir a comerme una pieza de fruta y que sepa a cartón o a vaya usté a saber.

¿Hay alguna forma de evitarlo?. Es difícil pero un primer consejo es consumir fruta cuyo origen sea el más cercano al punto de venta. Eso pasa, lógicamente, por comsumir productos de temporada. Aunque esto plantea otro problema ¿cuándo es temporada de cada cosa? Hoy en día es fácil que encuentres la mayoría de la fruta durante todo el año. O procede de invernadero o viene de otros países. Si no conoces las temporadas de frutas y hortalizas puedes sacar una ayudita de la OCU:

Otra cosa que puedes hacer es evitar la comida envasada y optar por fruta a granel que puedas tú escoger. De esa forma es más fácil que puedas apreciar otras cualidades de la fruta que quedan enmascaradas por los envases, como el tacto o la dureza.

Comentarios

Comments powered by Disqus