Queridos reyes magos

/images/reyes-magos.thumbnail.jpg

No todo va a ser Papá Noel

Este año he visto la cabalgata de reyes magos en Jaén. He de decir que el ayuntamiento se la jugó y la cosa salió bien. Las inclemencias del tiempo no hacían muy recomendable que hubiera el desfile. Llovía y hacía frío pero aún así, la cabalgata salió, marchó a buen ritmo y lleno de ilusión a los cientos de niños que salieron a buscar sus caramelos. Así que no me queda nada más que agradecer a todos los participantes su dedicación y ganas de animar al público y al ayuntamiento por arriesgarse con lo que pudo ser un fracaso.

En la caravana, Baltasar era negro de verdad, bueno, más bien de piel morena, no negro senegalés. Tampoco creo que nadie le pusiera pegas a su color, esto no es Madrid, y no somos tan selectos con el tema de la realidad histórica. Es curioso que algunos se quejen de falta de rigor con respecto a la ya famosa cabalgata de Madrid. Siendo como se trata de una actividad más festiva que religiosa, no entiendo como pueden encallarse en ese tipo de detalles. Bien está que no sea muy Histórico que los reyes magos fueran vestidos con túnicas como Rapel de fiesta, pero tampoco recuerdo haber leído en ningún sitio (y menos en la Biblia) que viajaran acompañados por Bob Esponja o los Minions.

Luego, al contrario que las procesiones de semana santa, la cabalgata de reyes es una celebración que trasciende lo religioso y debería entenderse como una fiesta para los niños y los que alguna vez lo fueron. No obligar a la gente a buscarse una alternativa por no compartir la esencia espiritual de la misma.

Yo, últimamente, soy más de Papá Noel que de reyes, entre otras cosas porque me parece más acertado dar los juguetes a los niños cuando realmente disponen de tiempo para jugar con ellos, pero después de ver la ilusión y la alegría en la cara de mi hija, pasando frío para poder coger los caramelos de los reyes, es seguro que repetiré. Y repetiré mientras mis hijos la disfruten (el peque se la perdió porque tenía sueño y hacía mucho frío). Y repetiré aunque los reyes vayan vestidos como los Village People, Melchor y Gaspar sean negros con la cara pintada de blanco o sean reinas magas. Como dijo alguien que sabía muy bien lo que decía, lo importante es el conceto y hay gente por el mundo que no reconocería un conceto aunque se lo pusieran delante de sus ojos.

Comentarios

Comments powered by Disqus