Reajustando el rumbo

/images/brujula.thumbnail.jpg

Este es desde sus inicios un blog mutitemático, todo lo contrario de lo que los cánones del SEO recomiendan. Aunque el SEO a mí no me importa demasiado, voy a filtrar un poco los contenidos. Por lo mismo que he restringido mi consumo de información, es decir, por el hastío, cuando no cabreo, que me provocan ciertos temas sobre los que no tengo ningún control pero que son capaces de sacarme de mis casillas. El primero de esos temas que va a caer es el de la política. La crispación que se respira con el tema de Cataluña no me aporta nada positivo así que al contrario que en otras situaciones en las que he dado rienda suelta a mis pensamientos, ahora voy a silenciarlos. no por censura o porque no quiera compartirlos con el mundo sino porque realmente no me interesa perder tiempo y salud mental con ellos. Lo que tenga que ser será, me venga a mí bien o mal. Escapa a mi control.

Voy a dedicarme más a ese germen de vida simple o minimalista que se ha implantado en mí. Sin estridencias ni exageraciones. Me atrae la vertiente material, sin espiritualidades añadidas. Voy a ir cultivándolo y observando a dónde me lleva. Creo que es algo que merece la pena y que me va a permitir crecer y vivir mejor y con más plenitud. A pesar de que el tema es importante no he empezado a planteármelo hasta hace relativamente poco tiempo.

Algo había rondándome en el interior, un malestar que indicaba que las cosas no iban bien. Pequeños pasos, como palos de ciego, han permitido que identificara un poco el camino para arreglarlo, para encontrar la dirección en la que moverme, aunque el camino a seguir no esté tan claro.

Uno de esos pequeños pasos es este. Dedicar el blog, mi hogar digital a las cosas que me gustan, me hacen feliz o me proporcionan bienestar, para todo lo demás ya está el mundo real.

Un saludo.

Comentarios

Comments powered by Disqus