Ir al contenido principal

Renovarse o morir. Algunos tendrían que elegir morir

Envejecer es algo duro para todos, también para los grupos de música. La cuestión es saber cuando llega el momento de retirarse, con dignidad, dejando un buen recuerdo. Pocos son los que consiguen seguir al pie del telón sin provocar sonrojo en sus seguidores. Los que saben que ya poco pueden hacer se dejan ir sin hacer ruido. Es una buena opción.

viejos heavies

Los viejos rockeros nunca mueren

Otros, que bien podrían ser españoles por su forma de actuar, se resisten a marcharse y siguen como si no pasara nada, viviendo de las rentas. Casos como los de KISS que no han hecho nada decente desde hace más de una década, o Bon Jovi, que se repite como el ajo, son ejemplos que es mejor no seguir. Y no es cuestión de dinero, porque siguen haciendo inmensas cantidades de dinero gira tras gira, sino de dignidad.

Otra cosa es lo de Ozzy Osbourne, que a pesar de rozar lo patético en su reality vital, sigue haciendo música con su justo equilibrio de tradición e innovación.

Comentarios

Comments powered by Disqus
Share