Truñovisión

Parece que a las ketchup les faltaron unos pocos votos para ganar eurovisión. En su lugar ganaron Lordi. Lordi es un grupo de metal finlandés, que puede extrañar un poco por estas tierras pero que es algo bastante común por los territorios nórdicos.

Particularmente he de reconocer que Lordi me llamaron la atención en cuanto los vi. Se trata de un grupo que sabe explotar la puesta en escena (como en los mejores tiempos de KISS) junto con unas canciones pegadizas, para los que estén acostumbrado a escuchar metal.

No es un grupo nuevo creado por la televisión finlandesa para ganar eurovisión sino que ya tienen tres discos y han estado alguna vez de gira por España teloneando a Nightwish.

Y ¿qué pasa con “las ketchup”? Que España es un país con un grado de retraso cultural bastante evidente respecto a Europa no es nada nuevo. Además, en este país se pasó de la dictadura de los censores franquistas a la dictadura de los programadores de contenidos de la era democrática.

¿Por qué aquí no ha despuntado ningún grupo a nivel europeo que haga metal?, Pues quizás se deba a que tampoco lo han hecho a nivel nacional. No cabe duda de que afición por el metal hay, de hecho, cuando viene cualquier gran grupo a dar una gira los llenos son históricos. Lo que ocurre es que hoy por hoy es imposible encontrar en medios de masas generalistas música que no vaya unida a la venta de politonos. Y en ese campo “las ketchup” se mueven bien. Pero cuando el voto de eurovisión se democratiza, capacitando a cualquier jovenzuelo con un móvil y un euro de saldo para dar su voto, entonces pueden ocurrir cosas como las que han ocurrido en esta edición de eurovisión.

En fin, eurovisión sigue siendo un truño pero por lo menos una millonada de personas han asistido a una actuación de heavy metal y no se han quedado ciegos ni les han salido estigmas por todo el cuerpo. A lo mejor resulta que el metal no es tan peligroso como siempre nos han querido vender…

Comentarios

Comments powered by Disqus