Uso de raspberry pi 3 como ordenador personal

A estas alturas del curso creo que ya puedo ofrecer una visión bastante realista del experimento que me propuse a comienzo del mismo.

He estado utilizando la raspberry pi 3 como ordenador principal durante todos estos meses y la conclusión es que es bastante factible, por los menos en mi caso, su uso en el día a día.

Software

Tratándose del tipo de hardware que es no se puede alcanzar esa usabilidad sin renunciar a algunas cosas, por supuesto. Una de las primeras cosas que tuve que asumir es que era imposible utilizar el entorno de escritorio GNOME. La opción por defecto, Pixel, es muy liviana y poco intrusiva por lo que tampoco me ha costado acostumbrarme a ella. De hecho, aunque está basada en LXDE, me ha dado mejor impresión que la versión que ofrecía mi EEEPc. Permite trabajar de forma cómoda y tiene lo básico que puedes esperar de un entorno de escritorio moderno.

En cuanto a las herramientas de trabajo las pocas pruebas que he hecho con libreoffice me inclinan a pensar que no debe suponer ningún problema trabajar con la suite ofimática. Hace tiempo que me decanté por usar formatos de texto cuando me fuera posible, entre otras cosas porque permiten editarse con editores como nano, mi favorito. Al ser editores que funcionan en la terminal de comandos pueden correr sin ningún problema en cualquier hardware.

Por otra parte, dejé de utilizar latex como formato final y he cambiado a restructuredText. El motivo es que así evito tener que instalar la distribución de latex, que son bastantes megas y también el estrés de lectura-escritura que supone latex para una tarjeta SD.

La navegación por internet está resuelta con Chromium y Firefox. Se nota, en la carga de las páginas que el hardware está limitado pero es perfectamente usable para el día a día. Chromium me ha dado problemas de cuelgues y uso excesivo de CPU pero arranca más rápido que Firefox.

Si bien lo utilizo poco GIMP funciona sin problemas, con tranquilidad pero de forma fiable. No he conseguido editar vídeo con blender, porque se niega a renderizarlo. Ardour y otros programas de edición musical funcionan dentro de lo esperable aunque con limitaciones menores.

Hardware

¿Qué funciona?

  • Cualquier pendrive
  • Los discos duros USB, siempre que esté activada la opción en la configuración que permite alimentar dispositivos que consumen mucha corriente.
  • Mi impresora láser HP
  • Escáneres varios.
  • Interfaces de audio USB (Edirol 1A-UG y AROMA GM3)
  • La interfaz USB to MIDI (MIDIPLUS 2x2)
  • Monitores HDMI y VGA (a través del convertidor HDMI a VGA)
  • Tableta gráfica Wacom
  • Teclado inalámbrico RII K12+
  • Presentador wireless RII

En realidad, funciona casi todo lo que he probado a conectar, lo que habla muy bien de las características de hardware y software.

Uso en movilidad

Lo utilizo principalmente para dar clase. Eso quiere decir que funciona una media de cuatro horas seguidas por la tarde. Para facilitar la movilidad uso una batería recargable de RAVPOWER con una capacidad de 17500 mAh y que suele durarme unos dos días y medio.

Hay que tener en cuenta que lo uso siempre conectado a un monitor o a un proyector, con lo que no se gasta batería pero cuando preparo clases por la noche lo utilizo con la pantalla táctil de 7 pulgadas de Makibes, que me está dando muy buen resultado.

Durante el fin de semana está conectado las 24h con un cargador de USB y conforma el cerebro de mi home-studio.

Mejoras

La principal limitación es que la batería externa no se puede recargar mientras está en uso lo que invita a terner cuidado cuando la batería está baja ya que se puede apagar y perder información o corromper datos. Existen módulos que son capaces de hacerlo, por lo que es cuestión de tiempo y ganas llegar a una solución más estable.

Por otra parte, no es nada recomendable utilizar solo la tarjeta SD como soporte. Gracias a berryboot he podido instalar la distribución en una memoria USB que es más fiable, aunque el arranque sigue necesitando la tarjeta SD.

Ventajas

Modularidad

Es el punto fuerte, en mi opinión. Puedes variar la configuración con muy poco esfuerzo y dinero. Mi portátil Packard Bell es un ordenador que se desenvuelve muy bien con el software actual pero encontrar una batería compatible es difícil y caro, por lo que siempre tiene que estar conectado a la red. Ya reacondicioné la batería una vez pero la duración no ha sido la mejor y tampoco fue barato. En este sentido, la raspberry pi presenta la ventaja de poder utilizar el teclado que mejor se adpate a la situación, la mejor pantalla, la mejor batería…

Se hace a veces engorroso mover el conjunto de un lado para otro pero para eso la funda semirrígida que compré para mi ADVENT VEGA me está viniendo muy bien.

Silencio

Trabajar por la noche es una gozada. Solo se escuchan las pulsaciones de las teclas. No hay ventiladores ni pitidos. Toda una gozada en comparación con la megaturbina de mi portátil.

Desventajas

No sería justo contar solo lo bueno del engendro.

  • La potencia es limitada y dependiendo del uso puede llegar a notarse demasiado
  • La aceleración hardware para vídeo solo funciona en omxplayer, que no tiene interfaz gráfica.
  • La calidad del audio es bastante mejorable
  • La velocidad de la conexión ethernet es baja, más aún si hay flujo de datos simultáneo en los puertos USB.

En fin. Todos estos problemas son tolerables, más aún cuando valoras que la raspberry cuesta 39€ más o menos y que el resto de los componentes son baratos si hay comprarlos y puedes reutilizarlos de otros proyectos.

En definitiva, estoy muy contento y convencido de que no me supone ningún problema utilizar esta opción.

Un saludo.

Comentarios

Comments powered by Disqus