Vivir para ver…

…y para oir.

Ayer, después de un pesado día de trabajo llegué a casa cansado de bregar con el cloruro de magnesio y puse la televisión para saber qué había pasado en el mundo mientras estaba encerrado en el laboratorio. Después del enésimo recuento de víctimas de la infame guerra de Oriente Medio (cuajadito de imágenes con mucha sangre y algún que otro mutilado) el simpático presentador comenta que, según un informe, no me acuerdo de quien, la culpa de que los jovenes no se emancipen es de que tienen ordenador en su cuarto con internet y el MSN Messenger.

De todos es conocida mi aversión al MSN Messenger, pero de ahí a afirmar que influye más en la no emancipación de los jóvenes que el precio de la vivienda o alquiler y la precariedad laboral me parece que va un trecho…

Por cierto, mensajería instantánea lleva habiendo hace ya muchos años, y antes de eso también estaban las salas de chat del irc. Entonces la vivienda no subía todos los años entre un 12 y un 15% y los jóvenes se emancipaban en cuanto podían para poder hacer lo que le saliera de las pelotas en su casa, que es lo que le gustaría a muchos de los que hoy no pueden hacerlo porque es imposible emanciparse a no ser que quieras vivir compartiendo piso como “la Sole” de “7 vidas” hasta la edad de jubilación.

Comentarios

Comments powered by Disqus